LA CONSECUCIÓN DE LOS OBETIVOS DEL DESARRROLLO DEL MILENIO EN GUINEA ECUATORIAL, 2000-2015

El año 2000, supuso el comienzo de una nueva era en el seno de las Naciones Unidas en cuanto al desarrollo de los Estados se refiere. La Cumbre celebrada en Nueva York adoptó la Declaración y los Objetivos del Desarrollo del Milenio (ODM) cuyo contenido aguardaba ocho objetivos, dieciocho metas y cuarenta y ocho indicadores, todos apuntando al bienestar de las personas.  La consecución de dichos objetivos fue fijada para el año 2015, siendo comprometidos un total de 189 países, entre ellos, Guinea Ecuatorial.  Mas no solo bastaba con el compromiso y la implementación de políticas y planes de desarrollo, así como estrategias de lucha contra la pobreza, sino el diseño de un plan de seguimiento a estas políticas y como consecuencia, la elaboración y publicación de los Informes. En este sentido, a través del Sistema de las Naciones Unidas acreditado en el país, Guinea Ecuatorial publicó un total de tres informes, 2005, 2009 y 2015 respectivamente, siendo el último, la principal fuente objeto de esta elaboración.

                El proceso de desarrollo de Guinea Ecuatorial está impregnado de momentos difíciles, pudiendo situarse en el ranking de los países más pobres de África a finales de los años 90, siendo entonces una economía basada en el sector agropecuario, representando más del 80% del PIB, principalmente en la producción de cacao, café y madera, que con el descubrimiento del petróleo pasaron a representar el 1% del PIB.

El descubrimiento del petróleo supuso una oportunidad y constituyó una garantía económica para la ejecución de las políticas y programas previstos en materia de desarrollo. Los ODM constituyeron así mismo la mejor herramienta internacional y condicionante de las políticas nacionales en la lucha contra la pobreza cuya relación se establece:

  • Erradicar la pobreza extrema y el hambre,
  • Lograr la Enseñanza Primaria Universal,
  • Promover la igualdad de género y la autonomía de la mujer,
  • Reducir la mortalidad de niños/as menores de 5 años,
  • Mejorar la salud materna,
  • Combatir el VIH/SIDA, el Paludismo y otras enfermedades,
  • Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente y,
  • Fomentar una alianza mundial para el desarrollo,

Llegado el año 2015, según revela el Informe, los logros alcanzados podrían resumirse de la siguiente manera:

  • ERRADICAR LA POBREZA Y EL HAMBRE

La erradicación de la pobreza en Guinea Ecuatorial no podría apreciarse muy bien sin situarse en la década de los 90, cuando a falta de datos fiables y de encuestas, la medición de la pobreza se hacía en base a las observaciones de las condiciones de vida de la población, pudiendo estimar que el 80% de la población vivía por debajo del nivel de pobreza (2$ por día) y que cerca del 60% de esos pobres vivía en la pobreza extrema (menos de 2$ por día). Sin embargo, en la última década, se ha podido experimentar una mejora en las condiciones de vida de lo ecuatoguineanos, es decir, la proporción de la población que vivía bajo el umbral de pobreza pasó de 80 %, en el año 2000. A 76,8 % en el año 2006 y a 43,7 % en el año 2011, con una reducción total del 33,1 % y pudiendo afirmarse la consecución de dicho objetivo en virtud de las políticas y estrategias implementadas por el gobierno entre otras, erradicar la pobreza y transformar Guinea Ecuatorial en un país emergente al horizonte 2020, fomentar una cultura de empleo basada en las competencias, garantizar una alimentación suficiente y equilibrada de las poblaciones a través del Programa Nacional de Seguridad Alimentaria ( PNSA). Pese a todos estos logros, en el Informe, se puede constatar la preocupación del Gobierno por cuanto queda un largo camino por recorrer y nuevas políticas por adoptar.

  • LOGRAR LA ENSEÑANZA PRIMARIA UNIVERSAL

En lo que a la educación se refiere, el país ha conocido creces considerables, fue el primer país de África Central en adoptar un Plan Nacional para el Desarrollo de la Educación para todos (EPT), siendo aprobado por el Decreto Presidencial número 27 de 11 de febrero de 2003, plan cuya elaboración tuvo la participación de todos los actores sociales relacionados con la educación.  Los objetivos eran varios y los resultados fueron contundentes: entre los cursos 2007/2008 y 2011/2012, el país acrecentó el número de escuelas primarias, pasando de 813 a 857, destacando un total de 705 centros escolares en la Región Continental, frente a los 152 de la Región Insular; de la misma manera, hubo un mejoramiento de la edad legal de matriculación de los niños en la enseñanza primaria, pudiendo equivalerse un crecimiento interanual del el 1,86 %. Entre los mismos años, los efectivos escolares (matrículas) totalizaron 81.099 y 92.029; también se ha podido constatar un importante crecimiento de la tasa de alfabetización, del 86,7 % en 2002 al 96,8 % en 2011 siendo la más alta de la subregión; también cabe mencionar la acción impulsada por el Gobierno en cuanto a la contratación y nombramiento de docentes se refiere, pudiendo representarse en un incremento en más un 21 %, es decir, de 2.900 a 3.517, por cuanto constituyen elementos indispensables en el proceso de la enseñanza.

  • PROMOVER LA IGUALDAD DE GÉNERO Y LA AUTONOMIA DE LA MUJERE

El proceso de para la consecución de este objetivo, puede clasificarse como uno de los más difíciles, porque se trata no solamente de hacer desaparecer una realidad social, sino también de combatir con una forma de pensar que estriba en concepciones tradicionalistas, pese a ello, son muchos los esfuerzos y medidas implementados por el Gobierno. Una de las ventajas es haber conseguido resultados positivos en cuanto a la educación femenina se refiere en todos sus niveles: estudios primarios 46,2 %, estudios secundarios 25,6 %, formación profesional 2,3 % y estudios superiores 10 %; estos resultados han servido de base para contar con unos Recursos Humanos considerables en la participación del mundo laboral, un 39 % en aumento cada año en el sector formal e informal; también, no es menos importante la considerable participación de la mujer en las instancias de poder aunque se reconoce que se podría llegar a más, siendo este uno de los objetivos del Gobierno.

  • REDUCIR LA MORTALIDAD DE NIÑOS/AS MENORES DE 5 AÑOS

Desde los 90, la considerable tasa de mortalidad infantil viene constituyendo una lacra social y en consecuencia, una preocupación del Gobierno, siendo las principales causas el paludismo, la fiebre tifoidea, las infecciones respiratorias agudas y las Enfermedades Diarreicas Agudas. Sin embargo, todas las políticas adoptadas han hecho posible la reducción de la mortalidad en un 47 % aproximadamente, entre 1990 y 2011, pasando de 123 por cada 1000 nacidos vivos a 65 por cada 1000 nacidos vivos, lo que implica una brecha de 53 puntos, no pudiendo alcanzar el objetivo en el tiempo establecido, pero sí, algunas metas que exponen unos resultados considerables.

  • MEJORAR LA SALUD MATERNA

La salud materna ha registrado importantes avances, volviendo a tomar como referencia el año 1990, entonces 1.600 muertes por 100.000 nacidos vivos a 290 por 100.000 nacidos vivos en 2013; un logro considerable gracias al esfuerzo realizado respecto a la cobertura de partos con asistencia de personal cualificado, es decir, del 53 % de parto con asistencia del personal cualificado en el año 2000, al 68 % en 2011, lo que implica un incremento 1,3 % puntos porcentuales por año. De la misma manera, ha sido determinante la política de concienciación del uso de anticonceptivos, pudiendo evitar embarazos precoces y no deseados, lo cual ha reducido el número de abortos realizados en condiciones de riesgo, es decir, de 2,8 % en 1994 a 5 % en 2002, y 14 % en 2011.

Los resultados conseguidos son considerables, el país ha podido reducir la tasa de mortalidad materna en 1.310 muertes durante el periodo, habiendo superado la meta fijada en 400 muertes por cada 100.000 nacidos vivos, sin embargo, hay evidencias que muestran que queda un camino largo por recorrer y que necesita políticas que adoptar y programas que ejecutar, como la extensión de los programas de comunicación en salud materna, reforzamiento de los sistemas de información sanitaria entre otros.

  • COMBATIR EL VIH/ SIDA, EL PALUDISMO Y OTRAS ENFERMEDADES

Las enfermedades constituyen para todas las sociedades un gran desafío en el proceso del desarrollo, El VIH/ SIDA se manifiesta como epidemia generalizada y una de las principales causas de morbilidad en la población, siendo la heterosexualidad, la transmisión vertical y las transfusiones las vías más frecuentes de transmisión.  También la precocidad de las relaciones sexuales parece influir en el nivel de prevalencia. Entre 15/24 años, se ha observado un aumento cuya relación es: 1,08% en el año 2000, 1,2 %2n 2004 y 3,1 % en 2011. Según el estado civil, la prevalencia más elevada es de 7,7 %. En cuanto a la zona de residencia, las infecciones por el VIH entre los jóvenes son más frecuentes en la zona rural (4,3 %) que en la urbana (2,5 %). En cuanto al Paludismo, representa una elevada morbilidad y es responsable del 37,3 % de fallecimientos de la población en general y cerca de del 28 % de las muertes en los menores de cinco años. En 2012, a nivel de la isla de Bioko, el Paludismo fue responsable de 31,5 % de las consultas externas; el 35 % de las hospitalizaciones y el 37,3 % de las muertes atribuibles. En los mismos términos de aumento, se encuentra la Tuberculosis y otras enfermedades que son causas de una considerable tasa de mortalidad. Sin embargo, la intervención del Gobierno y sus socios ha jugado un papel fundamental, como la financiación al 100 % para diagnóstico y el tratamiento del VIH/SIDA, como consecuencia, la cobertura del tratamiento en adultos ha pasado de 39,2 % en 2008 a 75,4 % en el 2012; en los niños, de 2,2, % en 2010 a 9,4 % en 2012, así como la reducción notable de la morbilidad de Paludismo en un 69 % en 2012, quedando pendiente la adopción e implementación de más políticas para la consecución del ODM6.

  • GARANTIZAR LA SOSTENIBILIDAD DEL MEDIO AMBIENTE

Guinea Ecuatorial, por sus condiciones geográficas, es una cuna para la biodiversidad, pero con la misma certeza, en los últimos años, la actividad humana ha constituido un peligro para dicha, desde la deforestación hasta las especies en peligro de extinción.  Entre 1990/2005, el ritmo de deforestación había aumentado considerablemente, de 58,2 km2 a 150 km2, la actividad para el aumento del dióxido de carbono conoció sus creces. La adopción del Decreto Núm. 61/ 2007 sobre la Cancelación de la Exportación de Madera en Rollo, así como su aprovechamiento a gran escala, frenó la deforestación, viéndose recuperada la reserva forestal nacional. De la misma manera, entre los años 2003/2010, se pudo apreciar una tendencia de reducción de las emisiones, pasando de 10,6 Tm a 6,7 Tm. También, se aumentó la extensión de las áreas protegidas, es decir, de 4,96 % en 1990 a 18,50 % en 2004. No menos importante fue el resultado concerniente a la proporción de la población con acceso a fuentes mejoradas de abastecimiento de agua potable, de 42,5% en 2000 a 51,5% en 2014.

  • FOMENTAR UNA ALIANZA MUNDIAL PARA EL DESARROLLO

Asistimos a la era de la globalización, donde la cooperación al desarrollo es impuesta a los países, en sentido, ha sido significativa la ayuda que Guinea Ecuatorial ha recibido de los países. El conjunto de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) neta alcanzó en 2010 un monto total de 1.003.112183 millones USD y 1.395.763.138 millones USD en 2011, equivalentes a 7,2 % y 7,9 % respectivamente de la renta nacional.  Entre los años 2010 y 2014, con el surgimiento de nuevos actores de cooperación, hubo cambios considerables en las pautas de los flujos de AOD que recibió Guinea Ecuatorial, repercutiendo positivamente en el desarrollo del país. Entre estos años, hubo un nivel bajo de endeudamiento en cuanto a la deuda externa se refiere, de 7, 26% del PIB en 2010 a 6,8% del PIB en 2014, teniendo como mayor acreedor la República Popular de China.             Para la consecución de este Objetivo, el Gobierno tiene previsto construir un entorno constitucional y reglamentario favorable al desarrollo del sector privado, ampliar la utilización de las tecnologías de la formación y de la comunicación, así como reforzar la integración regional y la cooperación internacional.